Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Una fisura abierta causada por una interrupción en el sistema de aislamiento de la cubierta o por una pared no sellada puede acarrear los siguientes inconvenientes:

  • Entrada de calor en veranocondensación
  • Pérdida de calor en invierno por libre circulación de aire
    caliente y por la entrada de aire frío desde el exterior
  • Condensación en las capas exteriores en invierno, donde el
    aire húmedo procedente del interior se enfría y puede
    condensarse
  • Condensación en las capas interiores en verano, donde el aire
    exterior húmedo se enfría y puede condensarse
  • Reducción del confort interior debido a corrientes de aire
  •  Ruido

 Posibles interrupciones en el sistema de aislamiento de la cubierta o de la pared:

  • Solape de las capas de la membrana transpirable o
    de la barrera de vapor
  • Rastreles de contención
  • Armadura
  • Ventanas para cubierta
  • Chimeneas
  •  Respiraderos de aire y de gas
  • Paso de tuberías hidráulicas o de paneles solares
  •  Paso de cables eléctricos
  •  Punto de unión entre cubierta y pared
  • Punto de unión entre pared y cimientos
  • Marcos de puertas y ventanas

Puentes acústicos interiores:

  • Solera de madera
  • Solera de cemento o hormigón
  • Punto de unión entre solera y pared
  • Punto de unión entre pared y suelo

La condensación

El aire puede contener diferentes cantidades de vapor de agua según su temperatura; cuánto más caliente esté el aire, más vapor podrá contener. A temperatura constante, si se continúa introduciendo vapor de agua en el aire, éste alcanzará el punto de saturación y se producirá la condensación de parte del agua. De igual manera, si enfriamos un volumen de aire que contiene vapor de agua, todo el vapor que ya no puede estar en ese volumen se separará en forma de agua líquida. Se define humedad relativa el porcentaje de saturación del aire. El punto de rocío es la temperatura a la que un volumen de aire comienza a condensar el agua.

condensación

 

 La permeabilidad al aire y al viento en la cubierta y en la pared

La permeabilidad al aire define la forma y la cantidad del paso de aire en un elemento de construcción. Vamos a ver cómo se pueden comportar estructuras con problemas de estanqueidad al aire y al viento en las diferentes estaciones del año.

En invierno los puntos sin sellar de estructuras de construcción (en este ejemplo una claraboya en la cubierta) puede tener varios efectos negativos debido a la diferencia de presión entre el interior y el exterior. En primer lugar, el aire caliente que ejerce presión sobre las superficies, encontrandocorrientes, comienza su viaje hacia el exterior perdiendo calor y reduciendo así la eficiencia energética de la estructura.

El aire de salida lleva consigo la humedad que, después de llegar a la zona más fría del sistema de aislamiento, comienza a condensarse y a formar agua en el propio sistema. No menos importante es el problema del viento frío exterior que encuentra una manera de penetrar entre las juntas de la estructura y el material de aislamiento, reunido el flujo de humedad desde el interior, agudizando así los problemas de condensación. Esto lleva finalmente a un problema acústico:
cada corriente de aire es una puerta de entrada hacia la vivienda para el ruido exterior.

permeabilidad1  

En verano, la presión y el flujo de calor se invierten, empujando desde el exterior hacia el interior. En esta estación el aire caliente exterior, y a menudo húmedo, (en algunas zonas se alcanzan los 40 °C con 80% de humedad relativa) encuentra las corrientes de aire y penetra en las estructuras trayendo vapor hacia el interior de los sistema de aislamiento, en una zona normalmente más fresca, causando dos problemas: la entrada de aire caliente y la condensación. En verano, en presencia de viento cálido, el problema se ve agravado con el aumento de las corrientes de aire caliente en entrada y la expansión del fenómeno de la condensación. Desde el punto de vista acústico, tanto en verano como en invierno, cada paso de aire se convierte en un puente acústico.

permeabilidad2

 

¿Cómo asegurar una buena estanqueidad al aire?

Una buena estanqueidad al aire de una cubierta o de una pared se puede garantizar encontrando un buen compromiso entre diseño y ejecución y tratando de tener dos capas impermeabilizadas al paso del aire:

  •  capa interior de estanqueidad al aire (por ejemplo mediante una barrera de vapor)
  • capa exterior de barrera contra el viento (por ejemplo mediante una membrana de alta transpirabilidad)

Los puntos débiles no son las áreas más grandes, sino todas las interrupciones y las fugas de las cubiertas por conductos, tuberías y canales.
De ahí que haya que prestar atención a los palos de la línea Vita, a la antena, a los tubos de ventilación, a los tubos de instalaciones de energía solar térmica y fotovoltaica, así como a las lámparas externas, a los pasos de vigas y viguetas y a las ventanas.

  • Las barreras de vapor y las membranas transpirables deben sellarse en las juntas;
  • Las tuberías, los conductos y las ventanas para la cubierta deben sellarse mediante cintas butílicas o elementos especiales de PVC o EPDM
    mediante la membrana de alta transpirabilidad al exterior y con la barrera de vapor al interior;
  • Los tubos ocultos de la instalación eléctrica o de los sistemas de telecomunicación (antenas, teléfonos, etc.) deben sellarse desde el interior con especiales cintas butílicas o con especiales elementos de PVC o EPDM;
  • Las vigas deben colocarse en la pared enlucida o lijada por medio de juntas de EPDM;
  • Las paredes internas de las casas de madera deben sellarse en sus juntas con bandas especiales de pegamento acrílico, cintas butílicas,
    selladores en cartuchos o juntas de EPDM;
  • Los marcos de ventanas deben sellarse con juntas de expansión, espumas elásticas y cintas de sellado en su perímetro con apoyo en la
    pared o en el premarco;
  • La línea Vita debe aplicarse preferentemente sobre el aislamiento.

 

 La prueba de estanqueidad al aire

La normativa vigente sobre la prueba de estanqueidad al aire de los edificios es la UNI EN 13829:2003. La normativa no establece ningún límite con respecto a la estanqueidad al aire, sino que se limita a definir su medida. La metodología descrita es la prueba BlowerDoor, en la que un ventilador somete el envolvente a presión y depresión. En la prueba la presión atmosférica, la presión interior del edificio, las temperaturas interiores y exteriores y el viento deben ser correctas. Estos parámetros deben calibrar la medida al principio y al final de las mediciones. Con el ventilador (colocado en una ventana o en una puerta exterior) se realizan unas mediciones para llegar a la curva de regresión, la que define las pérdidas de la envolvente según las distintas diferencias de presión. La pérdida media (entre presión y depresión) con una diferencia de presión de 50 Pa en relación con el volumen encerrado en el edificio se denomina n50 y define la estanqueidad al aire del edificio.

estanqueidad

logo

 

 

Contacto

 

Dirección: Polígono de Pocomaco, sector A, nave 10 Mesoiro-La Coruña

Email: [email protected]

Tel: 670 300 399